Después de los acontecimientos que tuvieron lugar en Paperworld, Alemania sigue siendo noticia en la batalla contra los clones. Un tribunal alemán ha dictado que se debe diferenciar claramente entre los cartuchos remanufacturados y los clones o compatibles de nueva fabricación.

Varios medios de la industria de los consumibles, como The Recycler y Recycling Times publican que la decisión de este tribunal significa que la venta de cartuchos compatibles "sin señalar que no se trata de un cartucho remanufacturado sino de una réplica fabricada de cartuchos de tóner" está prohibida. El juzgado asevera que cualquier otra forma de describirlos es "engañosa y por lo tanto, contraria a la libre competencia." La violación de estos términos puede suponer una multa de hasta 250.000€ y una pena de cárcel de hasta seis meses.

Vincent van Dijk, Secretario de ETIRA, manifestó que esta decisión es buena para los remanufacturadores porque clarifica la diferencia entre remanufacturar un cartucho original y cartuchos no originales de nueva fabricación. Afirmó: "El juez está diciendo a los que venden estos productos que el público tiene derecho a saber que corren un riesgo al comprar clones que pueden infringir patentes."


Publicado: 20 de Febrero de 2013